Los PEID, los PMA y los países en desarrollo sin litoral hacen oír su voz en la Conferencia Regional de Asia y el Pacífico de la FAO

Agricultores que trabajan en un campo de arroz en Bután.

09/03/2020 Bangkok / Thimphu

La Conferencia Regional de la FAO para Asia y el Pacífico, que comenzó ayer virtualmente alojado por el Gobierno Real de Bután, ha sido una plataforma importante para que la FAO y la comunidad internacional escuchen y reconozcan la voz de aquellos países que suelen ser los más vulnerables a los impactos, como los impactos del COVID-19: Pequeños Estados insulares en desarrollo (PEID), países menos adelantados (PMA) y países en desarrollo sin litoral (PDSL).

Las delegaciones de las Islas del Pacífico participaron activamente en los primeros dos días de discusiones técnicas, mostrando sus preocupaciones sobre los desafíos e impactos de la pandemia COVID-19 y otros temas urgentes.

La delegación de Tokelau, un territorio no autónomo de Nueva Zelanda y Miembro Asociado de la FAO, mencionó que aún no ha experimentado ningún caso de COVID-19 en su población de solo 1.400 personas. Sin embargo, su seguridad alimentaria está amenazada.

“Me gustaría felicitar los esfuerzos que están realizando todos los países, en particular los países de nuestra Comunidad del Pacífico, por sus esfuerzos para combatir el COVID-19 y mantener Tokelau libre de COVID-19. Pero con las restricciones de viaje ahora vigentes, nuestra seguridad alimentaria será “Los peligros planteados por COVID-19 son que un solo percance en nuestra bioseguridad podría resultar muy fatal para la supervivencia a largo plazo de Tokelau como pueblo”, dijo la delegación.

Tuvalu, otra pequeña isla del Pacífico, ha tratado de implementar medidas internas para mitigar el impacto de las interrupciones del comercio internacional: “El suministro de alimentos importados está muy amenazado. En el brote sin precedentes de COVID-19, se ha alentado a las personas a aumentar su actividades agrícolas y pesqueras “.

Los impactos del cambio climático también han ocupado un lugar destacado en la agenda de las Islas del Pacífico durante la Conferencia Regional de la FAO. La delegación de Samoa solicitó apoyo internacional para fortalecer la resiliencia de sus sistemas agroalimentarios.

“Esperamos que la FAO ayude a Samoa, especialmente en lo que respecta a los impactos negativos del cambio climático, para garantizar que nuestras prácticas de gestión de recursos agrícolas y pesqueros estén vigentes y que nuestras medidas de mitigación de riesgos y resiliencia climática se fortalezcan y mejoren”.

Samoa también señaló otra amenaza emergente: “La peste porcina africana está llegando lentamente a las islas del Pacífico, y reconocemos la ayuda con materiales de concienciación pública para ayudarnos a informar a nuestra gente sobre las medidas preventivas”.

Ambos temas, el cambio climático y la peste porcina africana, también fueron destacados por la delegación de Papua Nueva Guinea: “Con respecto al cambio climático, Papua Nueva Guinea quisiera apoyar cualquier iniciativa para desarrollar o promover tecnologías agrícolas climáticamente inteligentes adecuadas entre Asia y el Pacífico países, a través de acuerdos como la cooperación Sur-Sur y la integración de la mujer en los procesos agrícolas “, dijo la delegación, y señaló que la bioseguridad transfronteriza es de fundamental importancia para abordar el avance de la peste porcina africana y el gusano cogollero.

PEID, PMA y países en desarrollo sin litoral: una prioridad de la FAO

Poco después de que el Director General de la FAO, QU Dongyu, asumiera el cargo en agosto de 2019, los pequeños Estados insulares en desarrollo, los PMA y los países en desarrollo sin litoral fueron elevados a la más alta prioridad en los esfuerzos de la Organización para reducir el hambre e impulsar el potencial agrícola en el mundo.

En este contexto, los miembros de la FAO aprobaron una propuesta del Director General para establecer una oficina dedicada exclusivamente a abordar los desafíos a los que se enfrentan los pequeños Estados insulares en desarrollo, los PMA y los países en desarrollo sin litoral, que actúe como catalizador de la coordinación intersectorial y fomente la acción de desarrollo.

Los pequeños Estados insulares en desarrollo, los PMA y los países en desarrollo sin litoral también se identificaron como el foco principal de la Iniciativa mano a mano, lanzado por el Director General QU, que utiliza datos y análisis basados ​​en la ciencia para determinar dónde y cómo se pueden orientar las acciones para tener el mayor impacto en la pobreza y el hambre.

Durante la Conferencia Regional, la delegación de Fiji agradeció a la FAO por su “apoyo en la recopilación y análisis de datos”, que ha ayudado al país a producir una toma de decisiones basada en pruebas. “Nuestro censo agrícola a principios de este año incluyó por primera vez los sectores forestal y pesquero. También tendrá por primera vez datos desglosados ​​por género”.

Myanmar, un país menos adelantado, también elogió el trabajo de la FAO para apoyar a los más vulnerables, particularmente a través de la Iniciativa Mano a Mano: “La evaluación rápida del impacto de COVID-19 recopilada por la FAO es muy útil para el desarrollo de la Creemos que la Iniciativa Mano a Mano abrirá un nuevo capítulo, una nueva plataforma y brindará una oportunidad para nuestra región. Myanmar apoya esta iniciativa y está dispuesto a brindar su máxima cooperación “.

La FAO también tiene la intención de apoyar a los pequeños Estados insulares en desarrollo, los PMA y los países en desarrollo sin litoral en el marco del programa recientemente lanzado Programa de recuperación y respuesta COVID-19 de la FAO, que tiene como objetivo mitigar los impactos inmediatos de la pandemia COVID-19 al tiempo que fortalece la resiliencia a largo plazo de los sistemas alimentarios y los medios de vida.

Bután, que es tanto un PMA como un país en desarrollo sin litoral, felicitó a la FAO y destacó su estructura de descentralización para apoyar a los países miembros: “Nos gustaría aplaudir a la FAO por abordar de manera proactiva (superar) la situación actual de la pandemia de COVID-19 y su impacto en la agricultura y la alimentación De hecho, la situación por la que estamos atravesando nos da una mayor comprensión del papel muy importante de las oficinas de la FAO en los respectivos países “.

La Conferencia Regional de la FAO para Asia y el Pacífico continuará hasta el viernes 4 de septiembre. La serie de sesiones de alto nivel ministerial se abrirá el jueves, con el Director General QU como orador principal. Se pueden seguir todas las sesiones de la conferencia en vivo a través de Webcast. los El horario se puede encontrar aquí y el La agenda anotada está aquí.

Visita nuestra tienda Aquí

Link referido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat